Los trabajadores esenciales pueden recibir ayuda mediante la infraestructura política y las conversaciones sobre raza y etnia, según un nuevo informe

Farm and Food
Contact(s)

Jordan Feyerherm, project associate, jordanf@cfra.org, 402.580.1516; or Rhea Landholm, brand marketing and communications manager, rheal@cfra.org, 402.687.2100 ext 1025

Click here for this press release in English.

LYONS, NEBRASKA – Nebraska se enfrenta a una crisis y algunos de nuestros trabajadores más esenciales corren el mayor riesgo, de acuerdo con "Apoyando a los trabajadores esenciales, el crecimiento y el cambio durante COVID-19," un informe publicado hoy por Center for Rural Affairs.

Los primeros brotes de la pandemia de coronavirus en las plantas procesadoras de carne han puesto a Nebraska y los estados vecinos en el centro de atención nacional e internacional. Según el informe, en la industria de procesamiento de alimentos de EE. UU., El 49.1 por ciento de los empleos están ocupados por inmigrantes. Los nacidos en el extranjero representan el 21.6 por ciento de todos los trabajadores del sector alimentario, lo que representa 3.8 millones de trabajadores expuestos al COVID-19.

En octubre, las plantas empacadoras de carne de Nebraska representaron 1 de cada 5 de los casos confirmados en el estado con más de 5,000 personas infectadas y 21 muertes.

Escrito por Henry Miller con el apoyo de Jordan Feyerherm, el documento describe la demografía de Nebraska, incluidos los patrones de migración, la reestructuración rural desde 1900, la ubicación de las instalaciones de procesamiento de carne en relación con las comunidades de inmigrantes y más.

“Ya seamos trabajadores, vecinos, familiares o amigos de los empleados en las instalaciones de procesamiento de carne, debemos escuchar sus historias, reconocer la inmediatez y brindar apoyo,” dijo Feyerherm. "Debemos ayudar no solo porque los trabajadores inmigrantes son la columna vertebral de las comunidades en crecimiento de Nebraska tanto en áreas rurales como urbanas, sino también debido a la situación inmediata y terrible que ellos, nuestros vecinos, amigos y familiares enfrentan."

Los autores describen la necesidad de infraestructura política cuando las comunidades de inmigrantes están creciendo y construyen una conversación sobre raza y etnia en Nebraska. Despues, los líderes pueden enfocarse en comprender cómo y por qué se necesitan recursos para apoyar a las familias inmigrantes durante COVID-19.

"¿Cómo puede Nebraska seguir mejorando y encontrar oportunidades en una situación difícil?" Dijo Feyerherm. “Al escuchar las diversas y comunes luchas de nuestros trabajadores esenciales, las necesidades inmediatas y las visiones para el crecimiento de la comunidad, podemos co-crear un futuro en el que el orgullo de Nebraska sea inclusivo, matizado y honesto.”

El estado tiene la capacidad de crear un espacio donde todos se involucren en discusiones civiles, según los autores.

“Nuestras voces deben ser fuertes, nuestros oídos deben estar abiertos y nuestras comunidades deben crecer hacia un futuro prometedor y una América rural en evolución,” dijo Feyerherm. "La forma en que los habitantes de Nebraska respondan a cada uno de estos desafíos y oportunidades dictará el futuro y el crecimiento de los espacios rurales y urbanos en Nebraska."

“Apoyando a los trabajadores esenciales, el crecimiento y el cambio durante COVID-19” se puede encontrar en cfra.org/publications.

# # #