Con el aumento de riesgo, los pequeños negocios pueden protegerse de los cibercriminales

Small Business

To view a version of this in English, please click here.

Muchos propietarios de pequeños negocios se preguntan cómo se relaciona la ciberseguridad con su negocio, o piensan que nunca podrían ser víctimas de los ciberdelincuentes.

Pero, según la Administración de Pequeños Negocios (SBA), los ataques cibernéticos son una amenaza creciente para los negocios y la economía estadounidense. Solo en 2020, el FBI informó que el costo de los delitos cibernéticos alcanzó los $2.7 mil millones.

Si bien algunos pequeños negocios tienen pocos o ningún recurso financiero para dedicarlo a soluciones profesionales de tecnología de información, existen herramientas disponibles para ayudar a comprender los riesgos y dónde se pueden realizar mejoras.

La Comisión Federal de Comunicaciones, por ejemplo, ofrece una herramienta gratuita de planificación y evaluación para que los dueños de negocios desarrollen una estrategia basada en sus necesidades únicas. También hay recursos gratuitos en línea del Departamento de Seguridad Nacional, que incluyen una revisión de resiliencia cibernética, un análisis de vulnerabilidad de higiene cibernética, y un kit de herramientas de administración de riesgos de la cadena de suministro.

Además, hay recursos disponibles para capacitar a los empleados, una parte clave del desarrollo de un plan de ciberseguridad. Según el SBA, los empleados y los correos electrónicos son una de las principales causas de las filtraciones de datos porque son un camino directo a los sistemas comerciales. Los temas de capacitación incluyen el uso de buenas prácticas de navegación, evitar descargas sospechosas, crear contraseñas seguras, y proteger la información confidencial.

El SBA sugiere que las empresas utilicen y mantengan actualizado el software antivirus, protejan las conexiones a Internet mediante el uso de un firewall y el cifrado de la información, y si usan Wi-Fi, asegurándose de que sea seguro y esté oculto. Realizar copias de seguridad de los datos con regularidad, trabajar con los procesadores de tarjetas y bancos en un proceso de pago seguro y evitar el acceso o el uso de las computadoras de la empresa por parte de personas no autorizadas también puede mejorar la seguridad.

Ser capaz de utilizar la tecnología es clave para los pequeños negocios. Tener un buen plan y prácticas consistentes contribuirá en gran medida a protegerlos de los ciberdelincuentes. 
Para obtener más información y recursos de capacitación, visite aquí.