El Centro de Asuntos Rurales se compromete a la equidad y la inclusión de todos los residentes de zonas rurales de América

For an English version of this weekly column, click here.

En medio de los turbulentos tiempos políticos para los inmigrantes de nuestro país, el Centro de Asuntos Rurales reitera su compromiso de promover un conjunto de valores que refleje lo mejor de la América rural. Entre estos valores está la responsabilidad de cada uno de nosotros para contribuir a nuestra comunidad y nuestra sociedad, una genuina oportunidad para que todos ganemos el sustento, podamos criar una familia y prosperar en un lugar rural con la igualdad que permita a todos los que contribuyen a la prosperidad de la nación participar en ella.

Sobre la base de estos valores, estamos comprometidos con la equidad y la inclusión para todos los residentes de la América rural. Desde las primeras poblaciones nativas de América del Norte hasta la actualidad, las oleadas de recién llegados han dado forma a la América rural, el lugar del que estamos orgullosos de llamar hogar. Hoy en día, inmigrantes, refugiados y gente nacida en Estados Unidos con raíces de todo el mundo están viviendo su Sueño Americano en la América rural.  Al igual que en las generaciones pasadas, los cambios demográficos traen desafíos y el cambio trae tremendas oportunidades y beneficios.

Trabajamos a través de los desafíos y aceptamos los cambios porque sabemos que la diversidad nos hace más fuertes y más resistentes. Nuevas ideas crecen cuando vivimos en comunidades diversas. La economía rural prospera cuando los recién llegados se unen. Los pueblos se vuelven más estables y más vibrantes cuando familias jóvenes se mudan.

El Centro lleva varias iniciativas para incluir nuevos residentes de zonas rurales de América en la promoción de valores compartidos. Nuestro trabajo provee capacitación y acceso al crédito a nuevos negocios Latinos. Los programas de capacitación bilingües y biculturales para agricultores ofrecen capacitación en el desarrollo de habilidades en producción, negocio y comercialización a los agricultores Latinos. Los programas de liderazgo intercultural ayuda a los líderes rurales de cualquier etnicidad y de diverso orígen, a construir inclusividad en pueblos donde este fenómeno recién comienza.

Nuestros valores nos guían para unirnos a pesar de nuestras diferencias y para trabajar juntos por un futuro mejor. Les invitamos a unirse a nosotros para poner en acción los valores de responsabilidad, oportunidad y equidad en nuestro trabajo mutuo en nombre de comunidades rurales fuertes.